x

Las 55 prácticas para
emprender con éxito

¡Revisa tu email!

¡En máximo 8 minutos lo debes tener en tu bandeja de entrada.

No olvides revisar la carpeta de promociones o spam.
¡Quiero Emprender!
Ups! Parece que algo salió mal con tu formulario, por favor vuelve a intentarlo.

Olvídate de la estrategia anual. Enfócate en los próximos tres meses.

Si hay una enseñanza que nos queda de este 2020 es que el mundo es impredecible. 

Lo ha venido siendo siempre, el 2020 simplemente fue el extremo que lo hizo evidente.

Por eso en Palma de Web, después de pasar 3 años creando unas estrategias anuales milimétricamente pensadas, con los supuestos objetivos que cumpliríamos cada uno de los 12 meses, decidimos prohibir las estrategias anuales.

El mundo es impredecible, los emprendimientos son impredecibles. Peor aún, los emprendedores pecamos de soñadores armando proyecciones en Excel que cumplen todos nuestros sueños en seis meses. 

La manera de enfrentarlo es convirtiendo esos grandes sueños en planes de acción con ciclos trimestrales.


¿Cómo llegamos a las estrategias trimestrales?

En marzo todo se fue al carajo. Obviamente nuestra estrategia anual no contaba con eso. Como la de ningún negocio en el mundo.

En marzo no se sabía ni que iba a pasar al siguiente día. La incertidumbre era total. Ante semejante panorama las empresas se vieron obligadas a botar sus planes anuales y enfocarse en ciclos cortos que les dieran la flexibilidad para adaptarse a lo que se viniera. Lo que fuera que se viniera.

Tuvo que pasar una pandemia para que descubrieramos los beneficios de trabajar con estrategias de ciclos cortos. Nosotros escogimos tres meses. Hay otros que abogan por cinco semanas. Otros por dos meses. 

Lo importante es un tiempo, por un lado, lo suficiente corto para mantener la flexibilidad, y por el otro lo suficientemente largo como para que los costos de planeación de ciclo hagan sentido, para que tu equipo pueda completar proyectos significativos y acercarse a objetivos ambiciosos.


¿Por qué es mejor una estrategia trimestral versus una anual?


Te aterriza sueños a las tareas que debes hacer hoy:

Con eso cada día realmente te acercará a ese sueño lejano. Creas la estrategia con una perspectiva anual, con tus objetivos de largo plazo, los sueños que te erizan la piel, mientras los tres meses se encargan de mantenerte con los pies en la tierra.


Te da flexibilidad para adaptarte a un mundo cambiante:

Es a prueba de lo impredecible que es la vida. Tres meses es suficiente tiempo como para que tu estrategia no sea una lista de to-dos. Pero lo suficientemente corta como para pivotear respecto a nuevas realidades a las que te vas enfrentando. Por ejemplo, una pandemia.


Te da margen para atacar nuevas oportunidades:

Es ingenuo creer que en Diciembre podrás identificar todas las oportunidades que aparecerán ante tus ojos a lo largo de los próximos 12 meses. Es completamente imposible.

Al estar revisando tu estrategia cada tres meses podrás atacar esas nuevas oportunidades, cancelar las que no están funcionando y realmente conducir tu empresa hacia el éxito. Sin rigidez innecesaria.


Te da un sentido de urgencia que genera compromiso y acción:

Cuando la fecha límite para cumplir un objetivo se ve tan lejos tendemos a posponerla con las tareas urgentes que debemos completar hoy. Así como un estudiante deja la tesis para la noche anterior. Al tener un ciclo corto la fecha límite se sienta cerca, la urgencia real y nos ponemos a trabajar, no hay espacio para procrastinar.


Te ayuda a corregir el camino antes que sea demasiado tarde:

Cada tres meses estarás revisando la proyección versus realidad, qué tan cerca o lejos estás de tus objetivos. Es un espacio de análisis, reflexión y acción donde podrás ajustarte a una nueva realidad, exigirte mucho más si lo cumpliste todo, evaluar por qué no se cumplieron metas, atacar nuevas oportunidades y alinear a tu equipo hacia un nuevo ciclo. 


¿Cómo empiezo a construir mi estrategia trimestral?

La metodología que usamos en Palma de Web para construir y aterrizar estrategias en planes trimestrales se llama OKRs. La que usa Google para construir desde celulares hasta carros que se manejan solos, probablemente te sirva a ti también.

El libro “Mide lo que Importa” de John Doerr te la enseña a la perfección.

No lo dudes y aprende OKRs ya. Con ellos podrás construir esa estrategia trimestral que transformará la manera en que lideras, planeas y ejecutas tu emprendimiento.

Más entradas

Suscríbete al boletín mensual de los emprendedores y recibe

Aprendizajes prácticos para mejorar tu emprendimiento

Casos de Estudio

Ejercicios Creativos

Guías y Tutoriales

¡Muchas gracias! Tu formulario ha sido enviado con éxito.
Ups! Parece que algo salió mal con tu formulario, por favor vuelve a intentarlo.

info@palmadeweb.com

Todos los Artículos