¡Somos

mucho más!

Detrás de un gran emprendedor hay mucho más que café y pizza.

Palma de Web Newsletter

Si hay una manera de aumentar los chances de éxito de tu emprendimiento es aprendiendo.

 

Cero spam, solo aprendizaje mensual.

¿Quieres recibir los artículos en tu email?

Nuestro Blog

¿Por qué somos la agencia de las piñatas?

- ¿Y en cuánto tiempo estará lista mi página?- Bueno, para empezar a trabajar necesitamos cuatro requisitos, los cuales son: Suscripción a tu plan, brief creativo, logo e imagen corporativa y videos o fotos disponibles. Una vez recibidos, en cinco días te estaremos entregando tu piñata.- ¿Piñata? ¿Cómo así que la piñata? ¿Qué es eso?Afortunadamente, creo que esta ha sido la conversación que más veces he tenido en el último año. Las caras de sorpresa, la reacción de incredulidad, inclusive la sensación de desconfianza que transmiten los nuevos Emprendedores Palma cuando les menciono que les estaré entregando una piñata es de las cosas que más disfruto cuando estoy en rol de vendedor. La explicación de la piñata es el argumento final que le demuestra a nuestros clientes que están en el lugar correcto. Empezaron a trabajar con la agencia de los emprendedores.Las piñatas: La clave del éxito de los emprendedores de Palma de WebCuando Santiago y yo fundamos Palma de Web hace tres años estábamos convencidos de crear una agencia donde se trabajará de la manera más eficaz y efectiva posible. Es decir, rápido y productivo. Un método de trabajo basado en la verdad, no en la trampa de las suposiciones. Donde cada cliente tuviera toda la confianza de dar la retroalimentación cruda, con tranquilidad, con proactividad. Sin penas ni cortesías que maquillan la realidad. Donde nuestros diseñadores tuvieran la libertad de proponer sus ideas por medio de prototipos que rompen los esquemas de lo tradicional, sin limitarse por el miedo al qué pensará el cliente. Una empresa donde los proyectos y las ideas se hacen realidad.¿Qué son las piñatas?La piñata es la primera versión de la página web que le enviamos a nuestros clientes para que revienten, rompan, destruyan a golpes con su opinión. Una propuesta donde nos pueden decir con toda sinceridad si les gusta, o no. Si les encanta, o les parece terrible. Si quieren una propuesta totalmente diferente, o si vamos por el camino correcto.Como la enviamos a los cinco días de haber recibido los requisitos iniciales, nos permite alinearnos supremamente rápido con nuestros clientes, evitando realizar diseños que no están en línea con sus expectativas.Por el lado de los diseñadores, nuestro método de la piñata les da toda la libertad para ser atrevidos y creativos con sus diseños. Las plantillas están prohibidas, las locuras fomentadas. Interpretan la marca a su manera, y logran aportar todo su conocimiento a nuestros clientes. Minimiza el riesgo de diseñar secciones que no van a gustar ya que trabajamos bajo la aprobación del emprendedor. No deja espacio para confusiones o interpretaciones incorrectas, porque el diseñador le muestra al cliente una propuesta hecha realidad, en vez de intentar explicarles una idea abstracta y asumir que la entendieron.Por el lado de los clientes, la piñata les da un espacio para retroalimentar nuestro trabajo sin restricciones. Les da un proceso de diseño rápido y efectivo, que garantiza una página que será completada en el menor tiempo posible. Les genera confianza y transparencia en la construcción de su presencia digital. La piñata crea un espacio donde el emprendedor deja de ser un cliente y se convierte en parte esencial del proceso creativo de su marca, incluso descubriendo estilos e ideas que antes descartaba. La piñata es el primer paso y gesto de parte nuestra para construir la relación duradera y sincera que queremos con nuestros clientes.Nos parece inconcebible tener un proceso de diseño donde le pedimos al cliente información y nos desaparecemos un mes, para volver con una página completa y lista para lanzamiento. ¿Cómo sabemos que les va a gustar? ¿Cómo sabemos si tendremos que rediseñar todas las secciones porque el estilo gráfico no gustó? ¿Cómo sabemos si el cliente si nos transmitió lo que se estaba imaginando? ¿Cómo es posible correr todos estos riesgos sin necesidad? La piñata los destruye por completo.Si la piñata gusta, continuamos a diseñar el resto de secciones internas de la página, con la tranquilidad de saber que van a gustar porque el estilo gráfico ya fue aprobado por los clientes.Si la piñata no gusta, al momento de romperla y escuchar al cliente lograremos conocerlo mucho mejor, criticando algo que ya existe, en una conversación basada en la realidad y no en la imaginación. En cinco días les estaremos presentando una nueva propuesta y continuaremos el proceso.Es una metodología que minimiza riesgos, construye relaciones y lleva a mejores resultados.La piñata es el resultado de nuestra mentalidad radical de no suponer. Del éxito demostrado de los prototipos. De nuestro objetivo de generar relaciones sinceras y duraderas con nuestros clientes.Palma de Web: La agencia de las piñatas.Y es así como, sin ser nuestra intención, nos empezaron a describir nuestros clientes. De caras de asombro e ingenuidad al escuchar la piñata, pasan a ser fieles evangelistas del método, hablando de sus experiencias rompiendo la piñata. Al escribir en Google “Agencia web de las piñatas” aparecemos de primeros. Cada vez recibimos más anécdotas de nuestros emprendedores, contándonos cómo están incorporando el método de la piñata en los procesos internos de sus empresas.  All final nos llena de orgullo porque de eso se trata Palma de Web. Es mucho más que diseño y publicidad digital, es un intento por apoyar a emprendedores, compartiéndoles nuestro talento, ganas y conocimiento para aumentar sus chances de éxito. Sus chances de hacer sus sueños realidad. Un abrazo, Juan Felipe​IG: @juanfelipecastillom

El entierro de nuestra empresa. Este sueño se acabó.

Cerrando las oficinas. Entre lágrimas despidiéndote de tu equipo. Subiendo las últimas cajas al carro. Tristeza y desolación, el día que esperábamos que no llegara nunca está aquí. La empresa. El sueño. Se acabó. Se vienen días de reflexión. En medio de la frustración es imposible no pensar en qué fue lo que falló. ¿Qué no hice bien? ¿Por que nunca saqué tiempo para marketing? ¿Por qué no implementé ni una de las ideas que tenía? ¿Por qué me ganó la pena y no llamé a ese contacto a contarle de mi empresa? ¿Por qué nunca participé en esa feria? ¿Por qué ignoré las señales que me enviaba mi equipo? ¿Por qué nunca llamé a mis clientes a pedirles que le dieran palo a mi servicio? ¿Por qué no acepté esa inversión solo por no perder una parte de mi empresa? ¿Por qué nunca levanté la mano a pedir ayuda? Ya para qué. Algunos dirán que no vale la pena atormentarse la cabeza. Otros dirán que es el momento de rescatar los aprendizajes más valiosos. Ambos válidos. Pero qué tal si toda esta tragedia fuera solo un ejercicio. ¿Si tu empresa funciona viento en popa y te obligas a simular el día en que todo se acaba? Pensarlo es escalofriante, y cada vez que realizamos este ejercicio en Palma de Web es una inyección de energía, un baño de humildad, y un plan de acción inaplazable. Para mi no hay nada peor que el sentirse arrepentido de no haberlo dado todo. De haber dejado oportunidades perdidas. De haber quedado con gasolina en el tanque. Sabiendo que solo uno de cada cinco emprendimientos sobrevive los primeros cinco años, ¿no vale la pena sacar un espacio para asegurarte de estarlo dando todo? Aquí te dejamos los lineamientos generales para que practiques este valiosos ejercicio. Ejercicio para emprendedores: El entierro de mi Empresa.  Objetivo: Descubrir que actividades y tareas críticas para el crecimiento sostenible de tu empresa estás dejando a un lado, posponiéndolas con excusas y actividades del día a día. Metodología: 1. Agenda un espacio con tu equipo de trabajo de 60 a 90 minutos. Contextualiza a tu equipo invitándolos a simular el día en que se acaba la empresa. Entre mayor seriedad le pongas a este momento, más fibras tocarás y más productivo será el ejercicio. Piensa en el momento en que lo comunicas, en empacar. En la tristeza, en las caras de cada uno. En los días de reflexión que vendrían.  2. Mediante preguntas sugestivas, empieza a hacer un listado de las actividades que cada persona está dejando de lado hoy. Te comparto unas que te pueden ayudar: Si ese día llegara, ¿cuál sería la actividad que más te arrepientes de no haber hecho? ¿Qué actividad no hiciste por pena o miedo al rechazo?¿Qué actividad no hiciste por falta de presupuesto?¿Qué actividad llevas posponiendo por más de tres meses?¿Cuándo fue la última vez que pediste retroalimentación de tu servicio a los clientes? 3. Revisa la lista con el equipo y compartan opiniones para organizarlas de acuerdo a cuanto valor agregarían al sostenimiento y crecimiento a largo plazo de la empresa.  4. Asigna UNA tarea a cada uno de los asistentes, y guarda el resto de ideas en un archivo que puedan revisar en futuros ejercicios. Cada asistente deberá realizar un plan de trabajo para iniciar de inmediato con la implementación de la idea. Durante el ejercicio se puede hacer un plan general, y los detalles específicos se pueden realizar de manera individual en otro espacio.  6. Asigna y agenda espacios recurrentes para revisar cómo avanza cada tarea.   Emprendedores, el tiempo pasa y dejarlo ir tiene sus consecuencias. No esperemos hasta que sea demasiado tarde. Un visionario siempre está adelante en el tiempo. Un abrazo, Juan Felipe​IG: @juanfelipecastillom

No importa quien tenga la culpa, la responsabilidad siempre es tuya.

Hace un par de semanas subí en mi cuenta de instagram una foto con el libro The Subtle Art of Not Giving a Fuck, donde invitaba a comprarlo como un regalo que te cambiaría la vida. Tengo fama de exagerado pero inclusive así siento que me quede corto para describir el impacto que tuvo en mi leer este libro. Entre las tantas reflexiones que hace el autor, está un capítulo dedicado a la diferencia entre culpa, y responsabilidad, que quiero compartir hoy. La primera no sirve de nada. La segunda lo es todo. La gran diferencia se haya en que culpa es cuestión del pasado, responsabilidad es del presente, y futuro. En el pasado no hay nada que hacer, el futuro está en nuestras manos. Fue culpa del cliente porque empezó con la discusión. Fue culpa de mi novia porque no confiaba en mi. Fue culpa de mi socio porque no trabajaba con el mismo compromiso que yo. Fue culpa de esa chismosa porque no paraba de meterse en mi vida. Fue culpa de la economía del país, porque iba en declive. Fue culpa del aguacero que cayó, porque me dejó encerrado. Fue culpa de los trancones, la ciudad está imposible. Fue culpa de mi jefe porque es un impaciente que me trató mal. El problema con todas estas situaciones es que bajo esta mirada sentimos que fueron externas a nosotros, impuestas en nuestras vidas. De esta forma siempre pensaremos que se nos sale de las manos. Hasta que desgracia tan infinita la mía, dirán algunos. La culpa es de X, entonces no hay nada que hacer. Sin embargo, un cambio de perspectiva es todo lo que necesitamos. Y empieza por asumir el 100% de la responsabilidad de absolutamente todo lo que nos pasa. Sin excepciones. Cuando asumimos que todo lo que pasa en nuestra vida es nuestra responsabilidad, no sólo asumiremos los retos y problemas con una actitud diferente, sino que veremos todo con la convicción de que la solución está en nuestras manos. Es mi responsabilidad estar aquí, es mi responsabilidad salir de aquí. Empiezas a vivir con más proactividad, buscando soluciones. Siendo así, es mi responsabilidad no reaccionar ante la actitud impaciente del cliente. Es mi responsabilidad que la relación terminó porque no le di a mi novia motivos para confiar en mi. ¿Qué hago para recuperarla, o para evitar que vuelva a pasar? Es mi responsabilidad el inconveniente con mi socio porque no acordé con él que hacer en estas situaciones, ni le transmití ganas para comprometerse con el proyecto. ¿Que voy a hacer? Es mi responsabilidad permitir que los chismes afecten mi vida. ¿O voy a permitir que cualquier opinión desinformada acabe con mis días? Yo decidí montar mi empresa, yo decidí asumir los riesgos y es mi responsabilidad reaccionar ante los ciclos de la economía. ¿Que voy a hacer? Soy el responsable de absolutamente todo lo que me pasa. Siempre está en mis manos decidir que permito que me afecte. Siempre está en mis manos decidir que voy a hacer. La única persona capaz de decidir que pienso y como reacciono soy yo. Convéncete de eso. Cuando lo hagas disfrutarás de una libertad y tranquilidad única. UNA INVITACIÓN ¿Qué tal si durante esta semana que comienza asumes la responsabilidad del 100% de las situaciones en las que te encuentres? Solo una semana, con una perspectiva diferente a la que has tenido toda tu vida. Culpa es la palabra prohibida. No se puede decir. No se puede pensar. Para mi solo leer la reflexión fue un baldado de agua fría. Un mes aplicándolo y siento que llevo una vida mucho más tranquila. ¿Qué esperas para intentarlo? Mucho por ganar, absolutamente nada que perder. Termino compartiéndo la reflexión que apareció, coincidencialmente, en mi diario estóico de hoy: "Hoy no controlarás los eventos externos que sucedan. ¿Asusta? Un poco, pero se equilibra la balanza cuando vez que podemos controlar nuestra opinión acerca de esos eventos. Tu decides si son buenos o malos, si son justos o injustos. No controlas la situación, pero si controlas lo que piensas al respecto" ¡Feliz día! Juan Felipe 

¿Cómo escoger entre dos opciones? Una estrategia enfocada en resultados.

No hay situación más incómoda que terminar un proceso creativo teniendo que escoger entre dos opciones que nos gustan por igual. Empezamos a preguntarle a conocidos que opción les gusta más, intentamos convencernos de una opción o la otra, y al final del día no importa cual escojamos quedamos con un sinsabor, llenos de dudas de no saber si si seleccionamos la mejor. En Palma de Web evitamos estas situaciones por completo, con un método utilizado por algunos de los líderes con mayor influencia a nivel mundial, y que hoy queremos competir con ustedes. Un método que hemos utilizado para escoger fotos, nombres, diseños web, vallas publicitarias, diseños para redes. Lo más importante, siempre garantizando resultados.  ¿En qué consiste? Las redes sociales son uno de los ejes vitales de la propuesta de Palma de Web, porque nos permiten hacer nuestro sueño realidad: Acercar a los emprendedores herramientas publicitarias nunca antes disponibles para pymes. En este caso, herramientas para una mejor toma de decisiones. No hay mejor manera de escoger entre una opción u otra, que mostrarle ambas opciones a tu nicho de mercado y medir los resultados respecto a métricas que representen cual cumple mejor con su objetivo. Anteriormente, este análisis solo era posible por medio de encuestas o “Focus Groups” métodos costos de implementar. Sin embargo, las nuevas herramientas digitales nos permiten realizar estos análisis con mayor alcance, efectividad y seguimiento, a una fracción del precio.  ¿Cómo lo hacemos en Palma de Web? En una frase. Para escoger entre varias opciones, diseñamos piezas digitales entre las que solo varía el factor que queremos identificar, se lo mostramos al público objetivo previamente segmentado en redes sociales (o Google Ads) y medimos cuál de las opciones genera mayor interacción. Por ejemplo, con nuestro cliente El Paño Inglés necesitábamos decidir entre dos opciones de foto para una vaya publicitaria que iban a poner en la ciudad de Bogotá. El estilo estaba decidido. El copy (texto) y colores también. Estábamos entre dos fotos para el fondo, ambas le gustaban tanto a nuestro cliente como a nosotros por igual. ¿La solución? Invertimos $150,000 COP en Facebook, mostrándole al público objetivo ambas opciones de vaya, donde solo cambiaba la foto. Los resultados fueron contundentes, una opción tenía cinco veces más impacto que la otra. La decisión sobre cuál escoger para la vaya quedó más que clara. Un presupuesto de $150,000 COP es más que suficiente para decidir con toda tranquilidad entre varias opciones. La cantidad de información que te brindan las plataformas, de la mano de un análisis profesional resultará no solo en escoger la mejor opción, sino en un primer análisis del comportamiento de tu mercado objetivo en el mundo digital.   Las tres claves para el éxito de la estrategia   Mercado Objetivo: Debes seleccionar muy bien el público objetivo en redes, ya que la decisión se basa en la reacción del público al que sea expuesto. Si no está bien definido, estaremos tomando decisiones basadas en el comportamiento de personas que no serán nuestros clientes. Aislar la variable a identificar: El objetivo es identificar qué foto (o título, nombre, color) genera más resultados entre varias opciones. Si en el experimento cambias más de una variable, por ejemplo título y fotos, no podrás identificar cuál de los dos generó la reacción. Análisis: La plataforma digital en la que lleves a cabo el experimento te entregará un reporte supremamente detallado. En tus manos estará el análisis y toma de decisión.   Un ejemplo en tiempo real Muy pronto estaré lanzando un nuevo proyecto, con el que busco retar la típica excusa del “no tengo tiempo para empezar mi negocio”. Muy pronto revelaré más detalles del proyecto, donde no solo les estaré compartiendo, sino demostrando, las maravillas que podemos lograr implementando sistemas profesionales de productividad. Compartiré mis experiencias en un blog, y estoy entre tres opciones de nombres para el mismo. Para decidir, estoy haciendo un experimento que está al aire en éste momento en Google AdWords. Mis tres opciones para el nombre del blog son:  Breaking Cuatro: Porque correr es mi hobbie y recientemente Nike lanzó el documental Breaking2 donde buscaron correr un maratón en menos de dos horas. Nada mejor que ver a las personas retando los límites. Se puede en cuatro?: Porque un nombre catchy nunca cae mal. Curioso a más de uno dejará. Dos Punto Cuatro: Equivale a un porcentaje muy especial sobre el cual no puedo contar más detalles. Estoy ejecutando la estrategia con tres opciones de anuncios, teniendo en total nueve variaciones. Las cuales puedes ver a continuación:    Como explique anteriormente, para cada una de las propuestas solo puede cambiar una variable, entonces el análisis se debe realizar comparando los resultados entre las opciones donde solo cambio el nombre. En este caso, por cada una de las filas. Si quisiera escoger cual es el mejor subtítulo, o descripción, debo hacer un segundo experimento donde dejo fijo el nombre, repitiendo una de las tres opciones. Puede ser un experimento que realice más adelante, y si lo hago no dudaré en compartir los resultados en éste blog. Por ahora a analizar el rendimiento y con el lanzamiento del proyecto conocerán el nombre ganador. Quisieras que te ayudáramos a implementar la estrategia para decidir el nombre, imagen, logo y colores de tu próximo proyecto? No dudes en contactarnos, en Palma de Web queremos ser parte de tu equipo. Quieres intentarlo por tu cuenta? No tienes nada que perder y mucho por ganar. No lo dudes y compártenos tu experiencia en los comentarios. Muchos éxitos, Juan Felipe Castillo M.  

Mánager al Minuto [Infografía]

El sábado pasado estuve leyendo The New One Minute Manager, escrito por Ken Blanchard, PhD y Spencer Johnson, MD. El método de gerencia y liderazgo que predican los autores en el libro es recomendado por los líderes más admirados y estudiados a nivel mundial, así que no me lo podían perder. Quedé fascinado con el método, no veo la hora de empezar a probarlo. Con razón tiene más de catorce millones de copias vendidas. Un sistema que logra un balance entre el valorar a tu equipo, a las personas a la par de los resultados. Ni explotación, ni una empresa que no avanza. Todo, en un método claro, conciso y fácil de implementar. ¡Les comparto esta infografía con todos los detalles! ​

¿Por qué necesitas cambios ilimitados?

Hay una ventaja de trabajar exclusivamente con emprendedores, y estar en constante contacto con ellos: Conoces como ningún otro los retos que tiene cada emprendedor. Conoces el proceso de evolución de sus compañías. Conoces la pasión, esfuerzo, frustraciones y motivaciones. Riesgos y oportunidades. Hay una ventaja de trabajar primordialmente con emprendedores y querer tener una propuesta exclusiva para ellos: El poder adaptar cada una de las características de tu propuesta para convertirlas en soluciones a los problemas que estás encontrando. Eso es lo que hacemos en Palma de Web. Nos dimos cuenta que la página web de nuestros clientes se convierte en su principal generador de confianza y credibilidad. Es a través de ésta que logran transmitir su profesionalismo y pasión. Siendo así, la página debe transmitir siempre la última versión del trabajo de la empresa. Teniendo en cuenta que es una mipyme, en crecimiento, descubriendo sus potenciales, la evolución es constante, los cambios no se hacen esperar, siempre hay nuevas noticias, alianzas, productos, servicios, eventos que anunciar. ¿Para qué tener una página web que no va a poder crecer a la par de tu empresa? ¿Para qué tener una página web que transmite cómo estaba tu empresa hace seis meses? Con el tiempo, creo que no hay característica de nuestro plan que los clientes Palma de Web valores más que los cambios ilimitados y el director de proyecto. Igualmente, creo que no hay característica de nuestro plan que los prospectos e interesados  en nosotros subestimen más que los cambios ilimitados y el director de proyecto. En nuestros procesos de ventas siempre nos dicen los prospectos que no van a tener muchos cambios. Que, si los tienen, ellos los van a poder hacer. Que no es un servicio muy necesario. Siempre el escepticismo, hasta que solicitan el primer cambio. La tranquilidad que te da el saber que desde que empezaste a trabajar con nosotros vas a tener un director de proyecto, un diseñador gráfico dedicado a realizar los cambios que necesites en tu página manteniendo la imágen, re-organizando la información para entregar el mensaje de la mejor manera, dice nuestros clientes, no tiene precio. Un profesional comprometido con tu éxito listo para publicar la nueva colección, la última promoción, anunciar tu presencia en la próxima feria, actualizar tu página para que esté acorde a las últimas tendencias. Todo lo hacemos en tiempo record. Pareciera que es un servicio que solo valoran una vez que lo prueban. Sabemos que es nuestro trabajo, el de nuestro equipo de ventas, el convencerte del valor que tiene ésta propuesta. Un nuevo miembro en tu equipo por un precio mínimo. No hemos encontrado mejor forma de proponerlo que darte la oportunidad de que lo pruebes y te convenzas por ti mismo, sin ningún riesgo ya que no tenemos cláusula de permanencia mínima en nuestra mensualidad. Así que, ¿qué esperas para probarlo? Contáctanos y empecemos a llevar a tu empresa a la altura de tus sueños.​

Relaciones Públicas para Emprendedores: Cómo aparecer en los medios de comunicación.

 Hace unos días publiqué en mi instagram una foto contando que estaba tomando un curso de Relaciones Públicas dictado por Ryan Holiday en la plataforma de Creative Live. Eran las grabaciones de un seminario de dos días, tiempo suficiente para que este gurú del mercadeo me mostrará una perspectiva totalmente distinta de cómo funciona el mundo del periodismo, blogs y relaciones públicas. Palabras más, palabras menos, me quitó el miedo a contactar periodistas y me explicó como hacerlo. Aquí les comparto los puntos clave del seminario.   1. Los periodistas te necesitan. Muchos emprendedores vemos algún medio o periodista como alguien lejano, nos da inseguridad contactarlos y los buscamos con cierto temor lo que en en ocasiones nos lleva hasta dudar de que tan valiosa es nuestra empresa, y qué tanto les interesará. Sin embargo, como explica Holiday, los periodistas te necesitan. Especialmente aquellos que trabajan en blogs digitales, tienen una vida llena de estrés, presionados por plazos para entregas muy ajustados, y con la necesidad de generar tráfico a sus publicaciones. Siendo así, cada vez que los contactas con una buena historia, les estás haciendo un inmenso favor. Les estás ahorrando trabajo y liberando de tanta presión. ¿Empieza el cambio de perspectiva?. Escribe una buena historia y contáctalos. Te lo agradecerán, y tú a ellos. 2. Escribe una buena historia. Haz el trabajo del periodista. El hecho de que el periodista te necesite, no significa que va a publicar cualquier cosa. Es más, no significa que se va a tomar el tiempo de leer el email que le estás escribiendo. Es por ésto que antes de empezar a buscar medios, asegúrate de tener una interesante historia. Analiza tus productos y el impacto que estos generan. Cómo tu propuesta mejora la calidad de vida de un grupo de personas. Cómo tus servicios están revolucionando tu industria. Escribe la noticia, compártela con familiares y amigos para pedir su opinión. Redáctala y llévala a la mejor versión. Una vez tengas la historia lista, prepárate para buscar a los periodistas. Siempre recuerda, si la historia no es buena, no hay forma de que sea exitosa. Cuando vayas a contactar los medios, asegúrate de hacer que todo sea supremamente fácil para ellos. No les escribas diciendo “Este es mi producto. Entra a mi página para que veas todo lo que hemos logrado”. Aumenta tus posibilidades de éxito escribiendo datos “en tan solo 12 meses hemos logrado ventas por más de 100 millones / más de 100,000 visitas a la página / más de 15,000 descargas”. Puedes también escribir en una o dos frases como estás mejorando el estado actual de las cosas. Finalmente, puedes incluir en el email una pregunta de este tipo: “Si le ves potencial a esta historia, ¿te gustaría que redactara una historia de unas 500-800 palabras (busca el promedio de palabras de los artículos del periodista) para que evalúes, ó prefieres otro método?” Recuerda las dos claves. La historia tiene que ser buena. Para el periodista, siempre lo más fácil. 3. ¿Cómo convertir tu noticia en una viral? En el curso, el cual sin ninguna duda les recomiendo, Ryan Holiday explica junto a expertos invitados cómo es el proceso para aparecer en los principales medios de comunicación sin pagarles directamente a ellos, y todo con un presupuesto de emprendedor. Asumiendo que ya tienes redactada una muy buena noticia, el paso a seguir es escoger muy bien el medio al que vas a contactar. Muchas veces empezar por el más grande (e.g. El Tiempo) no es la solución. Puede que te sientas super importante por aparecer ahí, pero, ¿realmente es el medio que leen tus clientes? La recomendación es buscar pequeños blogs en internet que estén empezando pero que se caractericen por estar muy enfocados en tu segmento del mercado, idealmente con muy buenos porcentajes de interacción con sus lectores (comentarios, artículos compartidos, seguidores en redes). Una vez los tengas empieza a escribirles, siempre resaltando el potencial de tu historia. Con estos blogs puedes negociar que sea paga la publicidad, si se empieza a complicar algo gratuito. Empieza el círculo viral. Una vez esté publicado, tu labor es lograr la mayor cantidad de visitas, comentarios e interacciones del artículo. Pídele el favor a todos tus amigos que comenten y compartan el artículo. Muchas veces, para lograr el artículo más comentado no hacen falta más de 20 comentarios. Es muy fácil lograrlo y te ayudará para futuras negociaciones con el bloggero. Si la noticia es lo suficientemente interesante, las redes sociales lo empezarán a descubrir, ya de manera más orgánica. Otros blogs van a querer escribir acerca de la noticia, y así empezará a escalar en los diferentes medios. Los más grandes lo publicarán como una noticia, sea del artículo o del impacto que ha generado. La evidencia de este proceso es analizada en el seminario. El tip más efectivo: Genera polémica. Si analizas tus riesgos, escoge bien el tipo de polémica. Pero genérala, ponte en boca de todos, sé el centro del debate.  Espero que estos tres consejos los animen a probar las relaciones públicas, a analizar qué noticia pueden proponer, y a contactar periodistas. Ya sabes ellos te necesitan, y si les aseguras noticias que generen tráfico podrás empezar a construir una relación a largo plazo con ellos, de mutuo beneficio. Un gana-gana. Los beneficios de aparecer en los medios son más que obvios. Sin duda alguna es un tema que vale todo el tiempo que le dirijas. Por nuestra parte ya estamos redactando varias noticias y armando nuestra base de datos de posibles periodistas. ¡Intentaremos todo el proceso, y muy pronto les estaré contando de los resultados!  Un abrazo, Juan Felipe Castillo M. P.S. Compren el curso, recuerden que no hay inversión con mejor retorno que la educación. ​

Las 5 Mejores Frases para Emprendedores de Robin Sharma

Enero lo empezamos con un líder supremamente especial, es Robin Sharma, asesor de múltIples compañías del Fortune 500, autor de títulos como “El monje que vendió su Ferrari” y “El líder que no tenía cargo”. Sobretodo, un grandísimo ser humano, inspiración para todos aquellos emprendedores que consideramos tan importante el crecimiento espiritual, como el profesional. Aquí sus cinco mejores frases para emprendedores, las cuales puedes ver en nuestro Instagram y así no perderte ninguno de los especiales de #LíderesPalmadeWeb. ​ Recientemente me leí el "El Líder que No tenía Cargo" y sin duda alguna me hizo empezar este nuevo año todavía más motivado, centrado y listo para convertirlo en el mejor año de mi vida. Se los recomiendo absolutamente a todos, será un regalo que le estaré dando a todo mi equipo! 

5 Cosas que aprendí viajando de Bogotá a Santa Marta en Bicicleta

En lo que al parecer fue una locura más grande de la que me imaginé, la primera semana de Diciembre viajé de Bogotá a Santa Marta en bicicleta, unos 970 km en seis días. Prácticamente sin preparación, y con una bici de montaña lejos de parecerse a una profesional, arranque el viernes dos de diciembre sin dimensionar todo lo que se vendría, mucho menos todo lo que aprendería.   1. “You’re stronger than you think you are. Act accordingly” - Seth Godin. Si solo vas a leer una de las cinco, o solo se te queda una frase de este blog, que sea esa. No hay absolutamente nada más cierto. Somos mucho, muchísimo más fuertes de lo que nos imaginamos. No nos exigimos, ni retamos prácticamente nada comparado con lo que nuestro cuerpo y mente están preparados para dar. En la mañana del segundo día tuve que levantar mis piernas con mis brazos porque no las podía ni mover. Caminábamos como si no tuviéramos articulaciones, parecíamos de madera. Teníamos las manos dormidas por el peso del cuerpo sobre el manubrio. Al amanecer del último día casi que no podía ni ver de lo hinchado que tenía los ojos, la cara, y ni les cuento de lo quemado que teníamos la cola, use más crema número cuatro a mis 23 años que en toda mi infancia. A pesar de esto, podíamos pedalear alrededor de 180 km diarios. Con un calor infernal, viento en contra, escalar un alto. Nos levantábamos pensando que no podíamos hacer absolutamente nada y nuestro cuerpo estaba listo para seis a siete horas de bicicleta. Si, somos mucho más fuertes de lo que creemos. Es hora de empezar a actuar como tal. 2. Somos insignificantes cuando estamos solos. Somos imparables en equipo. Viajamos cinco personas, y creo que donde hubiéramos sido menos este viaje no lo hubiéramos completado, por lo menos no en seis días. Cada mañana, que sin duda era uno de los momentos más duros del día, había uno que nos animaba y llenaba de energías para seguir. Para empezar. Cada uno tuvo su día fuerte, su papel de líder para sacarnos adelante. Ya pedaleando, cuando nos formábamos en línea intentando simular la organización de un equipo profesional, éramos imparables. Podíamos pedalear muchísimo más rápido, por mucho más tiempo. Quedarse fuera del grupo era la perdición. Pedalear contra el viento solo era posible en grupo, y ver como nos rotábamos esa primera posición y llegábamos a la meta gracias al esfuerzo de todos era supremamente gratificante. Algunos podían pedalear de primeros media hora, yo luchaba por estar al frente diez minutos, pero sin duda cada uno aportaba su máximo, y esa sensación de estar dando todo mi esfuerzo para apoyar a todo el grupo todavía me emociona como si estuviera ahí. 3. Si eres el mejor del grupo, estás en el grupo equivocado. Nunca me había exigido tanto en mi vida. Ni cerca de todo lo que entregué en este viaje. Y lo hice principalmente por el grupo de personas con el que viaje. Todos estaban muchísimo mejor preparados que yo, y sin duda alguna en mejores bicicletas. Con decirles que cuando íbamos en bajada me tocaba pedalear con toda para mantener la velocidad a la que ellos rodaban. Lo peor de todo ni siquiera era su preparación o bicicletas, era que cada uno de los que iba era tan orgulloso y competitivo que ninguno estaba dispuesto a quejarse diciendo que íbamos a un ritmo muy rápido o que venía rendido. Cuando íbamos en grupo, se podían ir muriendo pero pedaleaban como si nada. Ya al final me daba risa como cuando yo me reventaba (obviamente de primero) y gritaba que no podía más, que por favor le bajáramos a la velocidad, todos inmediatamente gritaban lo mismo y le bajábamos. Pero nunca antes de yo decirlo, al final me daba risa mezclada con rabia de ser siempre yo el primero en pedirlo, pero cada vez que lo hice era con pánico de lesionarme o quedarme del grupo. Sin embargo, ser el peor del grupo es hoy una de las cosas que más valoro, y agradezco montones a Sebastian, Cesar, Iván y Esteban por toda la paciencia que me tuvieron. No solo siempre le bajaban por mi culpa, me pinche el primer día, el segundo se me estalló el neumático, y tuvieron que arreglar mi bici tres veces porque casi ni rodaba. Gracias a ser el peor del grupo aprendí que esta es la única forma de exigirse al máximo, codearse con gente mucho mejor que tu para ser el primero. Aprender y motivarse de los mejores. Si eres el mejor de tu equipo estás en tu zona de confort, estás en el equipo equivocado. Siempre, en lo que sea, rodéate de personas que sean mejores que tu, aprende a sufrir de no poder igualarlos, disfruta el ser mejor cada día, y agradece que gracias a ellos estas construyendo tu mejor versión. 4. Valorar las cosas por lo que son, y agradecer, agradecer, agradecer. Después del segundo o tercer día, la forma en que percibíamos cada cosa que hacíamos empezó a cambiar. Intentábamos pedalear 60 km antes de un desayuno “formal” y mínimo 100km antes del almuerzo. Con el cansancio acumulado, la temperatura subiendo y viento en contra, los últimos 10 a 20 km antes del almuerzo eran un verdadero martirio. Cuando los completábamos, empezábamos a buscar cualquier sitio para almorzar, y encontrar uno era como ver a Dios en persona. Cualquier restaurante era un espacio con techo que nos daba sombra para parar y descansar. Ya no importaba si era bonito o feo, cómodo o incómodo, vacío o lleno. Buscábamos sombra y bajo cualquier techo era la misma. Pedíamos el almuerzo, no importaba el menú, no importaba si los cubiertos eran en plata o en plástico,  si era casero o profesional, era comida. Nuestra gasolina. Era el almuerzo, y nunca dejábamos ni una sola gota. Cada plato que nos servían lo amábamos, lo disfrutábamos y lo valorábamos como pocas veces lo habíamos hecho en nuestras vidas. Llegar en la noche a un hotel era lo mismo. Nos quedábamos en hostales de paso que cuando uno va en carro, cómodo y con aire acondicionado, ni ve. Al llegar a los pueblos, buscábamos un espacio para descansar, acostárnos y recuperarnos. Buscábamos un chorro de agua limpia para limpiarnos el barro y el sudor. ¿Qué necesitábamos? Una cama y una ducha. Absolutamente nada más. No importaba si estaba impecable. Si las sábanas estaban blancas o más bien beige. Si la ducha era potente y grande, o un simple chorro de agua. Una cama y una ducha era lo que necesitábamos, y en cada uno de las cinco noches cumplieron su función. El punto es que, en esas circunstancias, empiezas a valorar las cosas por lo que son. A diferenciar entre lo elemental, lo necesario y el lujo. Es inevitable pensar en todo lo que uno tiene en la ciudad, en su casa. La perspectiva no vuelve a ser la misma. En nuestra vida cotidiana, tan solo por vivir en una ciudad principal, ya tenemos prácticamente todo adornado por lujos y comodidades, mucho más de lo elemental. Y entonces, solo queda agradecer. No se trata de dejar el lujo a un lado, de empezar a criticar. Pero si de agradecer. De agradecer por cada cosa que tenemos. De estar presentes en el momento y ser conscientes de todo lo que tenemos, que les aseguro, es infinitamente más de lo que necesitamos. Somos muy afortunados. 5. La mente lo es absolutamente todo. Como indique antes, mi entrenamiento había sido paupérrimo. No más de unas diez subidas a patios, una vuelta la sabana, una vez el alto del vino. Nunca más de 100 km y jamás montar dos días seguidos. Sin embargo, había sido suficiente para darme cuenta de la importancia de tener control sobre tu mente. Empezaba uno a pensar que estaba cansado, o que ya no podía más y listo, suficiente para sentirse rendido. El cuerpo, ahora no dudo, siempre preparado para mucho más. Con eso en mente, y teniendo en cuenta que este año empecé con el cuento de la meditación, veía con emoción este viaje porque sabía que iba a ser un reto para la mente. Empezando el viaje decidí que lo iba a ser sin audífonos, quería escuchar todo, y encontrar la manera de distraer mi mente como fuera sin tener que recurrir a algo “artificial”. Durante el viaje, el reto mental resultó ser mucho más duro para todos. Cada día era tema de conversación. Uno terminaba en unos viajes en la cabeza que te dejaban peor que cualquier alto. Nos imaginábamos calambres y al rato sentías el tirón. Era impresionante, apenas me empezaba a sentir exigido y cansado, iniciaban los pensamientos de que ya estaba muerto, porque obvio, nunca había hecho algo así, pensaba. Empezaba a pensar que era cuestión de segundos para que me lesionara, es más, ya me veía lesionado y sin poder llegar. El ánimo se iba al piso, y ni les cuento del rendimiento. Una cadena de sensaciones y pensamiento negativos que caían como en efecto dominó cuando dejabas que el primero entrara en tu cabeza. Cuando caía en cuenta de lo que estaba pasando, siguiendo alguito de lo poco que he aprendido meditando me daba risa, porque no podía creerlo. Era solo cuestión de respirar. De volver a conectarse con los sentidos, con el paisaje. De disfrutar esas pequeñas cosas que dejamos pasar día tras día. Disfrutar el viento que nos refrescaba. Las sonrisas de los niños viéndonos pasar. El poder estar realizando ese viaje. Y la energía volvía con turbo. Meditar no es más que entrenar la mente hacia dónde dirige su atención. Después de ver lo poderosa que es, tanto para bien como para mal, volví con mi motivación para meditar recargada más que nunca. Ahora convencido de lo que es capaz de lograr un cuerpo humano, no voy a permitir que la mente sea el limitante.   Cuando digo que este viaje me cambió la vida es poco. El hacerlo en estas circunstancias me llevó al límite, y como compartí en instagram,  expandió mis horizontes. Los que me han escuchado hablar del viaje se ríen cuando les digo que ahora me siento imparable, invencible, pero es que es la verdad. Cuando descubres lo que tu cuerpo y mente pueden hacer, nada vuelve a ser lo mismo. ¿Recomiendo el viaje así? No lo sé. Por un lado la verdad es que si tiene algo de loco. Por el otro, al parecer si son estas locuras las que le dan sentido a la vida. Más que recomendar el viaje, recomendaría una experiencia similar. Sea como sea, vivir algo que destruya todas tus suposiciones. Que te lleve al límite. Te cambia de perspectiva. Te llena de confianza. Te hace crecer como persona. Ojalá alguno de estos cinco aprendizajes te inspiren a ser un poquito mejor que ayer, y who knows, te animes a hacer una de estas locuras. Juan Felipe Castillo M.  P.D. Nairo es nuestro rockstar. No hubo pueblo donde los niños no salieran corriendo detrás nuestro gritándonos su nombre. Colombia, que paisajes, que sazón, que culura. Definitivamente estamos en el mejor país del mundo. ​

...
...

¿Por qué somos la agencia de las piñatas?

La piñata nace de nuestra mentalidad radical de no suponer. Del éxito demostrado de los prototipos. De nuestro objetivo de generar relaciones sinceras y duraderas con nuestros clientes.​

último Artículo

SUSCRÍBETE